Sacsayhuamán es una palabra que viene del quechua Saqsaywaman, la cual se divide en dos Saqsay y waman, la primera significa lleno o saciado, y la segunda Halcón, si juntamos ambas palabras tendríamos como significado “Halcón satisfecho”, siendo este una fortaleza propiedad del imperio inca, utilizada mayormente para ceremonias y localizada a tan solo 2 kilómetros en dirección al norte del ombligo del mundo, es decir, de Cuzco.

Se estima que su construcción se dio durante el periodo de gobierno del que se conoció como el sapa inca Pachacútec, en el siglo XV aproximadamente, pero que no sería el quien culminaría las obras, sino que sería Huayna Cápac quien terminaría con la construcción de la fortaleza un siglo después en el XVI.

Aunque las estructuras Incas tienen un estilo y técnica arquitectónica similares, la de Sacsayhuamán no se asemeja a estas, aun se sigue estudiando este fuerte para saber con exactitud puesto que no se conoce que técnica fue la que empleo para el levantamiento de esta enorme estructura.

Se dice que esta fortaleza fue de mucho asombro para el conquistador Francisco Pizarro y su compañía, quienes se encargarían de dejar crónicas escritas narrando el encuentro con esta fortaleza, destacando entre todas las crónicas la de Inca Garcilaso de la Vega, famoso cronista que ha sido de mucha ayuda para saber cómo era la vida de los pobladores del imperio incaico en sus fortalezas y edificaciones.

Localización de Sacsayhuamán

Como ya hemos mencionado antes Sacsayhuamán se encuentra a tan solo 2 kilómetros de la ciudad de cuzco en dirección al norte, se puede acceder a ella a pie caminando desde el centro de la ciudad, se cree que su ubicación se debe a que cuzco era la capital de antiguo y poderoso imperio incaico, la altura de la fortaleza es de 3700 msnm y su extensión es de aproximadamente unas 3100 hectáreas, lo que nos deja ver cuan grande es este lugar y que sirvió como bastión de ultima defensa en todas las sangrientas batallas que tuvieron los incas.

Esta zona es una región rica en flora y fauna, como muchas partes de la sierra peruana, además se encuentra en un valle que es protegido por diversas montañas que en tiempos antiguos fueron considerados como grandes divinidades de la madre tierra, entre ellas tenemos a Ausangate, Pachatusan, Cinca, y también destaca la presencia de un rio que cruza el valle, el cual es el rio de Tullumayu.

Principales características de la fortaleza de Sacsayhuamán

La arquitectura inca es fácil de reconocer a simple vista, por los detalles de sus puertas y las enormes piedras que se usaron en la construcción de sus edificios, pero Sacsayhuamán esconde misterio y magia, puesto que la arquitectura resalta el estilo inca, pero también un estilo que es difícil de reconocer, por lo que aún sigue siendo estudiada por arqueólogos nacionales e internacionales.

El detalles de las enormes rocas puede dejar impresionado a más de uno puesto que en esos tiempos era muy difícil contar con maquinaria que permitiera mover tales rocas, esto ha supuesto un sinfín de teorías conspirativas sobre las construcciones antiguas de los incas, sugiriendo desde gigantes hasta la intervención de seres ajenos a nuestra tierra, pero la realidad es que las piedras eran sacadas de una cantera y luego eran arrastradas por cientos de hombres hasta el lugar de la construcción hombres que podían ser prisioneros de guerra. Luego en el lugar de la construcción, llegada la piedra se procedía a darle el tallado final para que pueda estar en su lugar, según los restos de las cuerdas que se han encontrado y sobre las menciones de las crónicas que han sido muy importantes para descubrir cómo se construyen estos enormes templos, se destaca que estas eran asombrosas, de impresión a simple vista, dato que menciona el cronista Diego de Trujillo en sus crónicas escritas luego de visitar una habitación que contenía diversas herramientas utilizadas en la construcción.

Gracias a estos relatos se sabe que usaron enormes cuerdas, pero eso no es el único detalle, se puede apreciar que la piedra tiene una especie de suavidad aterciopelada lo que resalta en sus formaciones, además se puede ver figuras diseñadas sobre estas rocas, al parecer talladas durante mucho tiempo, también se aprecia túneles subterráneos, típicos de la mayoría de culturas del Perú antiguo que los utilizaban para interconectar sus estructuras, también se debe mencionar la presencia de anfiteatros y construcciones utilizadas para llevar a cabo rituales de veneración a lo que los españoles llamaron dioses paganos, pero que para los incas eran los padres del todo.

También se destacan lo que se consideran como torreones en esta fortaleza, los cuales eran 3 y se ubicaban en la parte superior de Sacsayhuamán, estos llevan por nombres: Muyucmarca, Paucamarca, Sallacmarca, el primero de ellos se destaca por tener forma cilíndrica, su altura llega hasta los 4 pisos y su diámetro es de un aproximado de 22 metros, una estructura bastante grande, el segundo de ellos tiene forma de un cuadrado y se encuentra ubicado al extremo opuesto del que sería el tercero de ellos, que también tenía una forma cuadrangular y desde donde se podía divisar a la ciudad imperial del Cuzco.

Resumen de la fortaleza de Sacsayhuamán

Se sabe según los estudios realizados en la zona y los relatos recogidos de las crónicas de los españoles que llegaron a estos lugares cuando todavía estaban siendo habitados, es que la fortaleza se utilizaba para adorar al dios sol y también como un centro o templo destinado a llevar a cabo ceremonias religiosas detrás de sus puertas, se cree que a este lugar llegaban miles y miles de personas provenientes de todas partes del imperio incaico, haciendo lo que se conoce en el día de hoy como peregrinaciones.